Noticias‎ > ‎

Moción aprobada en el pleno de Majadahonda

publicado a la‎(s)‎ 6 abr. 2011 7:25 por Monte Pozuelo   [ actualizado el 6 abr. 2011 7:38 ]
El pasado 17 de marzo aprobaron en el pleno de Majadahonda la siguiente moción sobre el futuro del Monte presentada por el partido Socialista. Se aprobó por unanimidad, gracias a que el Partido Popular la condicionó a que el resto de Municipios la aprobasen tambien (...a sabiendas que el PP de Pozuelo la habia rechazado?!).

Abajo el texto de la moción:

------

MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA PARA SU INCLUSIÓN EN EL ORDEN DEL DÍA DEL PRÓXIMO PLENO DEL AYUNTAMIENTO, PARA SU DEBATE Y APROBACIÓN, AL AMPARO DE LO ESTABLECIDO POR LA LEY 7/1985, DE 2 DE ABRIL, REGULADORA DE LAS BASES DEL REGIMEN LOCAL Y EL REAL DECRETO 2568/1986, DE 29 DE NOVIEMBRE, POR EL QUE SE APRUEBA EL REGLAMENTO DE ORGANIZACIÓN, FUNCIONAMIENTO Y RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ENTIDADES LOCALES, ARTÍCULO 97.3

Exposición de Motivos

El Grupo Municipal Socialista solicitó de palabra, en el Pleno del día 26 de enero de 2010, que se pidiera a la Comunidad de Madrid la declaración del Monte del Pilar (cerca de 800 hectáreas  de pinos, encinas y jarales -  450 en Pozuelo, 243 en Majadahonda y 109 en Aravaca – parte del corredor verde entre el Parque Regional del cauce medio del río Guadarrama, el Monte de Boadilla, el Monte de El Pardo y el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares) como espacio protegido, con el objeto de evitar su progresiva degradación y las continuas  actuaciones de privados en algunas de sus zonas.

Esta solicitud  retomaría una secuencia de actuaciones iniciadas en 2006 por los socialistas, que tuvo su máxima expresión en la Proposición de Ley que el Grupo Parlamentario Socialista-Progresistas presentó en 1999 en la Asamblea de Madrid, solicitando la Protección del Monte del Pilar  y de sus entornos aledaños. En esta Proposición se pidió la definición de una figura de protección y de los usos que se podrían autorizar en el monte. “Sería conveniente articular medidas desde la Comunidad de Madrid tendentes a conseguir un tratamiento unitario de la totalidad del espacio que quede sujeto a idénticos mecanismos de protección, con  independencia de su situación en uno u otro municipio.” La Propuesta fue rechazada, fundamentalmente porque, según se argumentó, “la Disposición Transitoria Décima de la Ley Forestal decía que no se consideraban montes preservados  aquellos suelos que el 17 de noviembre del 94 se encontraban calificados como suelos urbanos, urbanizables o aptos para urbanizar en el correspondiente planeamiento municipal.” “Todos esos suelos, de cada uno de los municipios, y que son once diferentes actuaciones, están sujetos a esta Disposición Transitoria”. También se manifestó que al tratarse de un pinar y no de un encinar, era inviable la consideración de la figura de protección que se presentaba.

Es evidente que desde hace años los Gobiernos del Partido Popular se  han opuesto a la voluntad permanente de los socialistas de proteger un monte considerado en el Plan de Estrategia Territorial dentro del sistema de parques metropolitanos como  reserva forestal compatible con algunos usos recreativos  controlados. La avidez urbanizadora del Partido Popular, fundamentalmente de los Ayuntamientos de Majadahonda y de Pozuelo de Alarcón, y sus mayorías en los Gobiernos de la Comunidad de Madrid y de estos Ayuntamientos han favorecido  acuerdos como el firmado en 1999 en  Majadahonda, que posibilitó la recalificación de 70 hectáreas y la construcción de 1.500 viviendas de acuerdo con un modelo de aprovechamiento discontinuo en el que la edificabilidad que correspondía a los  propietarios del monte (dos viviendas por hectárea) se trasladaba y concentraba en torno a un área del municipio donde el impacto ambiental se suponía menor. Todo ello después de una controvertida modificación del Plan General de 1997.

El imparable avance de la problemática ambiental global en los últimos años,  las consecuentes modificaciones legales para tratar de paliar sus efectos y la actual crisis de la construcción han modificado la situación del monte. Es verdad que siguen existiendo situaciones muy desiguales en los diferentes municipios y en las diferentes zonas del monte,  también que no han desaparecido los derechos privados sobre gran parte del monte y  que, además,  buena parte del mismo ya ha sufrido un impacto irreversible; pero es también incuestionable que situaciones como la ya producida en el Monte del Pilar, en el que se estima que desde los inicios se han talado más de 700 árboles, se han cortado caminos, etc.  inquietan a la ciudadanía y se presupone que también a los políticos. Creemos que algo ha podido cambiar  desde 1999 en lo que se refiere al interés de las Instituciones por conservar el medio natural y que no es un mal momento para pedir de nuevo que se actúe y se alcancen acuerdos con la propiedad beneficiosos para todos.

 

MOCIÓN

 El Grupo Municipal Socialista solicita que, con la máxima celeridad posible, se inste a la Comunidad de Madrid para que se lleven a cabo las acciones precisas para preservar este monte, dentro del respeto a la propiedad privada y a la Normativa actual.

 Como medida esencial, y de acuerdo con la Ley 42/2007de 13 de diciembre del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad al afirmar que “corresponde a la Comunidad de Madrid la declaración y la  gestión de los espacios naturales protegidos en su ámbito territorio”, solicitamos la declaración del Monte como espacio natural protegido que lleve aparejada la declaración de utilidad pública.

 Creemos que deben ser los propios técnicos de la Comunidad los que decidan la figura de protección más adecuada, de acuerdo con el CAPITULO III de la citada Ley en el que se habla de los  de los Espacios protegidos Red Natura 2000.

 “Las Comunidades autónomas elaborarán, en base a los criterios establecidos en el Anexo III y a la información científica pertinente, una lista de lugares situados en sus respectivos territorios que puedan ser declarados como zonas especiales de conservación. La propuesta, que indicará los tipos de hábitat naturales y las especies autóctonas de interés comunitario existentes en dichos lugares, se someterá al trámite de información pública…”

 Será la Comunidad Autónoma la que fije las medidas de conservación necesarias que en cualquier caso implicarán:  Un plan o instrumento de gestión específico que incluya, al menos, los objetivos de conservación del lugar y las medidas apropiadas para mantener los espacios en un estado de conservación favorable; y las necesarias medidas reglamentarias, administrativas  o contractuales.

 

Fdo. Manuel Fort Hernández

Portavoz del Grupo Municipal Socialista de Majadahonda

 


Comments